Coaching

(Idioma original del texto: Inglés)

¿Qué es el Coaching?

Al Coaching se le puede definir de muchas maneras, inclusive con explicaciones excesivamente complicadas, que pueden ser un instrumento de marketing para tratar de mostrarlo como un conocimiento casi esotérico, el cual está solo en manos de personas con poderes y conocimientos especiales. Sin embargo, al final del día, la experiencia del coaching ha sido parte de la vida de las personas a lo largo de toda la historia.

El coaching se trata de confianza, de comunicación; de hablar y escuchar sin juzgar y con la mente y el corazón abiertos.

Este tipo de conversación a veces tiene lugar entre personas comunes, que simplemente tienen un buen grado de sentido común y un corazón abierto, aunque jamás pasara por su mente el llamar a su conversación “coaching uno-a-uno”.

También puede suceder que, incluso bajo la guía de un entrenador profesional, no se llegue al coaching verdadero, ya que los certificados y diplomas no son una garantía de que las características humanas que hacen un a un gran coach, van a estar presentes en aquella persona por el solo hecho de poseer un diploma.

He escuchado a personas que dicen que el coaching es lo que los ejecutivos corporativos buscan, porque les daría vergüenza el tomar sesiones de terapia, como si estar en terapia significara que hay algo mal en ti. Creo que podría haber algo de verdad en esa idea, debido a que el espectro de lo que las personas tratan en sesiones de coaching es tan amplio, que a menudo el coaching, el counseling y la terapia se traslapan. Creo saber algo de ese tema porque yo hago las tres cosas que al final de cuentas son, por lo menos, parientes cercanos.

En mi opinión, estas distinciones no importan tanto. Al final del día lo que importa para mí es si podemos o no ofrecer un servicio que hace falta, y que agregue valor en la vida de nuestro cliente.

El Coaching es básicamente una función natural del alma humana que todos tenemos, ya sea que lo sepamos o no, ya sea que la usemos o no.

Lo que un buen entrenamiento de coaching hace es ayudar al estudiante a aprovechar esa capacidad natural de estar allí de una manera especial; presente para alguien más de una manera relevante que haga la diferencia, porque apoya el cambio, la transformación y el crecimiento personal. Un buen entrenamiento de coaching se trata de desarrollar algo que ya es parte de nuestra alma.

Para lograr ese apoyo técnico relevante y eficaz que podemos echar mano de una gran variedad de métodos, técnicas, pasos, marcos teóricos, etc., Ninguno de ellos es totalmente único, y ninguno de ellos en indispensable. Ellos son simplemente herramientas que, bien manejadas, proporcionarán buenos resultados. Es por esto, que con frecuencia, los métodos y técnicas harán menos la diferencia que la experiencia de vida, la apertura del corazón y de la capacidad de escucha profunda del coach.

El coaching es esencialmente acerca de decir la verdad (para lo cual el cliente tiene que aprender primero a escuchar a su propio corazón) y acerca de la escucha verdadera (para lo cual el ego del entrenador tiene que casi desaparecer) y sobre la conexión humana, (para lo cual una buena capacidad de navegar el misterio del alma humana puede ser muy útil).

Un gran coach no lo es por lo que pueda decir para impresionar a su cliente, sino por lo que es capaz de escuchar para comprender a su cliente. Y para escuchar y entender a su cliente, muchas veces necesitaran poder sentir aquello que la razón no es capaz de describir. Pero, ¿cómo aprendemos a sentir…?

No es una pregunta fácil, y es por eso que las habilidades de coaching deben aprenderse por los medios más diversos, y no sólo a través de los entrenamientos en coaching, sin importar lo caros que puedan ser.

Y sí, a menudo se nos quiere llevar a creer que la función del coaching es un don que sólo podemos obtener a través de nuestra asociación con algún gurú del coaching con mayor o menor fama. Pero yo no lo creo.

La sobre-abundancia de métodos, escuelas y gurús de coaching ha ido tan lejos y está tan afectada por la comercialización y la competencia frenética que a veces, describo lo que necesitamos como un anti-coaching para expresar la necesidad de regresar a lo básico y alejarnos de la sofisticación excesiva y engañosa.

La situación de coaching puede tener lugar en el contexto más sencillo y hasta el mas humilde. Podría suceder que el mejor coaching que jamás recibas en tu vida, provenga de un amigo, de un colega, de tu pareja o de tu abuelita. Todo es posible y en esto no hay reglas.

Sé que esto puede parecer exagerado, pero de hecho, sé que incluso podriamos recibir “coaching uno-a-uno” de las fuerzas de la naturaleza cuando aprendemos a entender su particular lenguaje. Aquellos que suben montañas no porque necesiten "conquistarlas", sino por su amor a ellas, saben sobre esto. De igual forma, quienes navegan un océano por su amor al mar, saben también acerca de la compañía del océano y su lenguaje secreto.

Sí, es posible obtener coaching de las personas más diversas,, -si forma parte de ellos- y en todo tipo de contextos y todo eso está bien. Sin embargo, lo que es importante es que tú encuentres el coaching que es adecuado para ti, en el contexto que necesitas y en el momento adecuado.

A través de las ligas siguientes puedes echar un vistazo a dos servicios de coaching que ofrezco:

(simplemente haz clic en el que podrías necesitar):

Recibir Coaching

y

Coaching y Entrenamiento Para Coaches
Actuales o Futuros

*Estos servicios pueden ser proporcionados en inglés o español